OrigenArts / Diseño Gráfico / Qué Hacer Con Un Diseñador Que No Hace “Bien” Su Trabajo

Qué Hacer Con Un Diseñador Que No Hace “Bien” Su Trabajo

¿Anda fallando alguien en tu equipo de trabajo? Que acciones puedes tomar cuando un diseñador gráfico no hace bien su trabajo.

mujer pulgar abajo
Unhappy thumbs down woman por © Ariwasabi | Cortesía Fotolia México

Primero hay que contemplar los escenarios en los que esta situación puede suceder, ya que no es lo mismo si la relación laboral e incluso la conexión a un nivel emocional es diferente, veamos.

Lo primero que puedes hacer con un diseñador que no está haciendo bien su trabajo es darle unos calambres, junto con unas patadas en las espinillas y una buena ajustada de canicas de aquellas…

Sólo bromeo, sólo bromeo… pero no estaría mal siempre y cuando no me pasara a mí, aunque a decir verdad ya me pasó, sólo que sin patadas… OK me dejo de tonterías y pasemos a lo que nos interesa:

¿Cómo es la relación con tu diseñador?

  • El diseñador es uno de tus empleados, tú eres el patrón o dueño del negocio.
  • El diseñador es de tu equipo de trabajo, tú eres su jefe o supervisor.
  • El diseñador es de tu equipo de trabajo, es tu compañero/a.
  • El diseñador es tu proveedor de servicios, tú eres su contratista.

La relación laboral y vínculo emocional entre una y otra categoría no va a resultar en una misma solución, lo que buscamos es poner una solución a un problema que de alguna forma nos está afectando.

Todos los tipos de relación tienen en un común un problema básico de comunicación. Tú o el equipo no se están entendiendo con el diseñador, de manera que los proyectos se están viendo afectados.

Debemos recordar algo, y es que entre más vamos conociendo a una persona, más nos vamos decepcionando y es hasta cierto punto normal porque cada uno de nosotros se forma una imagen o una creencia idealista sobre la personalidad de las personas con las que nos rodeamos.

“Entre más vamos conociendo a una persona, más nos vamos decepcionando”

Y lo mismo les sucede a los demás cuando te van conociendo cada vez más. Lo siento pero todos somos especiales y tú no eres la excepción.


Asertividad

Es importante ser asertivos, esto quiere decir que debemos decir al otro con suma claridad nuestros intereses, lo que pensamos realmente, procurando no ser reservados, pero tampoco actuar con agresividad. Es un punto intermedio en el que decimos la VERDAD, nuestra verdad, pase lo que pase, nazca quien nazca y muérase quien se muera.

En este caso lo mejor es decirle al diseñador lo que está sucediendo, lo que sentimos en relación a su desempeño de forma directa, que lo que buscamos en sí, es una solución y que queremos que nos ayude.

Aquí pueden pasar dos cosas generalmente, o bien el diseñador pasa sin ver y simplemente no sucede nada, o bien lleva a cabo las acciones necesarias que están bajo sus mejores posibilidades.


Evaluar

Tal vez el diseñador hizo lo que pudo y aun así continúan los problemas… entonces hay que meterse más al meollo y averiguar que está fallando en realidad ¿Qué tal mirar de “allá” para “acá”? Vernos a nosotros mismos.

Muchos empresarios mantienen en su equipo a personas que han fallado y que han admitido sus errores, porque esto les brinda más información valiosa para mejorar todo el negocio.


Despedir

Algunas veces despedir a un empleado es devastador y muy costoso en varios sentidos, pero también hay que ser muy fríos cuando no hay otro remedio que invitar a la persona que no está funcionando a que agarre sus cosas y continúe su camino.

Nótese como adorne las palabras, pero en verdad en estos tiempos comunicarle a alguien que está despedido no debe ser tarea fácil, las implicaciones son muy profundas, es algo delicado.

Aquí es importante tratar de no tomar una decisión emocional, sino más bien una decisión en base a lo que nos conviene y tratar de manejarlo sin rodeos, sin resentimientos ni remordimientos.

Si vas a cortar una cabeza hazlo rápido y sin dolor o sufrimiento.

Retroalimentación y mejora continua

Seamos realistas, tarde o temprano el equipo de trabajo se va a desbaratar, es la ley de la vida… nada en estos terrenos es perdurable, pero mientras podemos aprovechar para aprender de los errores.

Aprendemos más de los errores que de los aciertos, eso es indudable.

Si logramos llevar una ambiente en paz, con armonía y procurar ser la mejor versión de nosotros mismos lo demás sale sobrando.


CUIDADO: Hay que tener cuidado cuando permitimos que haya chismes, demasiado orgullo, y en sí cualquier pasión insana que surja en el ambiente de trabajo, eso es Ley. El que tenga ojos que vea, el que tenga oído escuche, el que no pueda encontrar la paz que luche.

COMPARTE: Vamos a echarle montón a resolver el problema que tienes, escribe en los comentarios la situación y vamos a proponer soluciones de lo que puedes hacer al respecto.

2 Responses

Leave Your Thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(+) Add Website URL

Sites That Link to this Post

  1. Bitacoras.com
  2. Qué Hacer Con Un Diseñador Que No...