Todavía ni si quiera es necesario tomar el lápiz, aún ni si quiera es necesario empezar a maquinar en esa cabeza loca llena de formas, de colores y decenas de justificaciones sobre cómo hacer la composición del diseño.

No, nada de eso.

Vayamos muchos pasos antes, seamos niños de nuevo.

Vamos a filosofar sobre este asunto. Si no te gusta el debraye, te sugiero vayas a ver la TV en este preciso momento, pero si te agrada la idea y te quedas, entonces hagamos de esto algo nutritivo y para llevar.

A mí me gusta mucho el Hip-Hop, a los que saben de este género les puedo decir que me gusta el “Rap del bueno”. Al principio me parecía muy agresivo, algo hardcore, pero conforme más lo escuchaba, más me gustaba toda esa filosofía incrustada en esas letras tan duras.

En una canción de hace poco más de 10 años llamada Batalla de Egos cerca del minuto 2:19 hay una frase de un raper, “El Chojin”, que dice:

“Para quererse a uno mismo el primer paso es no tener ídolos”

Luego remata con la siguiente línea: «En mis círculos nada de discípulos».

Ok.

Creo que lo mismo aplica en nuestro Proceso Personal de Diseño.

El Primer Paso Para Diseñar "Bien" y Originalmente, Es No Tener Ídolos

Sucede muy a menudo, y tan a menudo que ni si quiera somos conscientes de que estamos siguiendo patrones de personas «diseñadores» totalmente diferentes a nosotros, en culturas tan complejas y distintas a las de nosotros, inclusive que ni si quiera comparten nuestro mismo idioma natal.

Mexican wrestler lying on a couch por © sumnersgraphicsinc | Cortesía Fotolia

Mexican wrestler lying on a couch por © sumnersgraphicsinc | Cortesía Fotolia

¿Cuál es el punto?

Estamos siendo unas copias, somos unos piratas –sin– barba roja que navegan en el mar de la comodidad, porque es demasiada la fatiga la de estirar los músculos para mover los remos y llevar el bote hacia nuevas islas, hacia nuevos caminos fantásticos, originales y desconocidos.

Todo lo que se pueda diseñar, ya ha sido diseñado.

¿No lo crees?

Entonces este es un reto. ¿Te gustan los retos? ¿No? Bueno, en lo personal a mí no me gusta que me reten, NO me gusta competir, pero si tengo que hacerlo lo hago con mi mayor esfuerzo y si YA me decidí a entrarle, entonces me pongo en la modalidad de “Voy a romper cráneos”. ¿Ves porque no me gusta competir? Hay sangre de por medio.

Si me tengo que romper la cabeza para ser original, entonces voy y lo hago.

Por supuesto hay que consultar y ver lo que los demás colegas están haciendo, pero por favor, no te contamines demasiado. Estamos tan llenos de información visual que nos quedamos paralizados.

Diseñamos con demasiada información encima, con demasiadas ideas y muchas veces nos olvidamos del problema por resolver. De hecho, el mayor peso y primer paso (después de no tener ídolos) de un buen diseño reside en la identificación del verdadero problema de comunicación.

Hace un momento dije que “fuéramos niños de nuevo”, NO, me equivoqué:

¡Seamos bebés de nuevo!

¿Quién es tu ídolo del Diseño Gráfico?

Chico(a) te invito a que hagas lo siguiente:

Visualiza «a tu idolazo» a todo color en tu mente, en lo más alto con toda su gloria, luego transforma la imagen que tienes de este personaje en Blanco y Negro… ¿Ya sabes a dónde vamos? Bueno, NO te detengas y cuando ya lo tengas en B&N hazlo pequeñito, pequeñito y cuando esté del tamaño de una hormiga, con tan sólo un chispazo de tu pensamiento lo desapareces ¡PUMMM! y sustituyes la imagen de esa escena por ruido estático (con todo y efecto de sonido incluido de fondo).

Deshazte de tus ídolos, empieza a diseñar en carne viva, por tu cuenta, muere en el intento de ser original y no buscando ser una copia de alguien más, reconoce problemas y resuélvelos.

diseñador grafico lo que necesitas es un enema visual

Lo que necesitamos muy seguido es hacernos unos enemas visuales maratónicos.

¿Tú qué puedes aportar a este artículo tan nutritivo como un gusano jugoso? Hazlo en los comentarios con el formulario de abajo.