Este artículo está dedicado a mis colegas diseñadores gráficos freelance, que se enfrentan a una cantidad muy estresante de problemas que no sólo tienen que ver con el diseño, sino también con el gran reto de administrar y hacer crecer su negocio.


El principal problema que todo negocio enfrenta es vender. Esto se traduce para un diseñador freelance en cerrar contratos, léase «hacer que el cliente firme en la línea con puntitos».

Un diseñador gráfico independiente se tiene que transformar en vendedor.
Ver video "Glengarry Glen Ross Speech - Alec Baldwin" 

El diseñador freelance es su mejor aliado y al mismo tiempo se puede convertir en su peor enemigo.

Obstáculos, Problemas y/o Defectos Psicológicos

Básicamente todas las personas tenemos obstáculos que nos impiden vivir como realmente queremos hacerlo y que de paso nos impiden cerrar contratos.

Se resumen en tres, pero no te confíes por la cantidad. Son:

  1. Miedo
  2. Ansiedad
  3. Frustración

La forma de superar estos tres monstruos es hacerte consciente de cómo, cuándo y en dónde te están afectando; es identificar a detalle lo que te impide en este caso, vender.

Una vez que reconociste el obstáculo, lo siguiente es aceptar que ahí tienes un problema, es decir, ser humilde contigo mismo. Esto aunque no lo creas cuesta trabajo.

Después lo que sigue es corregir el problema; hazlo con premeditación, planea, ensaya; pero lo más importante, hazlo cuando te enfrentes al obstáculo en vivo y a todo color.

En resumen a lo anterior…

¿Te da miedo vender?

¿Te produce ansiedad vender?

¿Te causa frustración que no puedas vender?


3 Pasos Básicos Para Enfrentar Tus Obstáculos

1. Reconoce e identifica lo que te está obstaculizando. Escríbelo.

2. Acepta con humildad que tienes un problema o varios.

3. Corrige tus problemas, uno a uno, enfrentándote de lleno, sin vacilar, sin dudar; no tienes nada que perder, únicamente hay camino hacia adelante, ya no se puede retroceder más.


Lista de Defectos de Carácter y de Personalidad

Esta lista te va a servir como un mapa para que puedas identificar algunas de las trampas y defectos en las que estás metido:

  • Apatía
  • Arrogancia
  • Avaricia
  • Cobardía
  • Corrupción política
  • Crueldad
  • Egocentrismo
  • Egoísmo
  • Gula
  • Ignorancia
  • Indiferencia
  • Infidelidad
  • Intolerancia
  • Lujuria
  • Misantropía
  • Negligencia
  • Pereza
  • Vanidad

Mapea tu personalidad
Te recomiendo investigues qué es cada uno, de qué trata, cómo es o cómo se manifiestan en las personas. Hazlo para que puedas mapear tu personalidad, esa personalidad tuya que no te permite saltar los obstáculos y que impide tu crecimiento como diseñador freelance.


Más Obstáculos y Problemas

A parte de los problemas que son de carácter mental o de la “psique”, se pueden señalar otros no menos importantes; podemos enumerar infinidad de estos:

destapa caños rojo

Red plunger inside | por © Kartouchken Cortesía Fotolia México


Nadie sabe cobrar por un trabajo de diseño

Sucede algo muy curioso que estoy seguro que ya te pasó.

Cobraste poco. En un proyecto te quedaste muy corto en la cotización; tu cliente muy contento te ha pagado sin empacho, te mantuvo trabajando como si te hubiera pagado “lo que es” y tu terminaste arrepentido por haber cobrado tan poco.

O bien.

Cobraste mucho. Te fuiste tan alto que el cliente te volteó los ojos al derecho y al revés pero no te bajaste nada en la cotización; tu cliente aunque satisfecho se tardó siglos en terminar de pagarte, por lo que te resultó casi lo mismo a que si hubieras cobrado poco.

Es un hecho, casi nadie sabe cobrar por trabajos de diseño (México City), la única forma de aprender a hacerlo es equivocarse una y otra vez, asumir el riesgo y corregir para la siguiente.

Recomendación:

Busca un equilibrio: Escasez (cobrar poco) –vs– Avaricia (cobrar demasiado).

Aprende a cobrar por el VALOR de lo que haces, no por el tiempo u horas de trabajo.

Descarga el eBook “Breaking The Time Barrier – How to Unlock Your True Earning Potential” escrito por Mike McDerment el CoFundador y CEO de FreshBooks, junto con Donald Cowper.

Los contratos pueden parecerte cadenas o ataduras

¿Te parece mucho tiempo el que va a tomarte terminar el trabajo?

Esto ocurre porque no has construido una metodología que se adapte a tu personalidad.

Allá afuera existen diversas metodologías para diseñar, procedimientos, sistemas o como quieras llamarles; estúdialas, aplícalas, pero lo que nadie te va a decir es que tienes que adaptarlas a tu forma de ser y al estilo de vida que te gusta llevar.

Hazlo sencillo, haz que funcione para ti.


Falta de confianza

Confianza en ti mismo para finalizar el ciclo de ventas, léase pedir el dinero.

¡Ve y pide el dinero, es tu trabajo, te lo mereces!

Aprende a pedir, que no te dé vergüenza. Como dice Alec Baldwin en el video que está al principio del artículo:

¡Ve afuera!

¿Crees que los prospectos van a tocar a tu puerta?
El cliente no viene a menos que quiera comprar.

Esperan allí sentados para darte su dinero…

¿Estás dispuesto a tomarlo? ¿Eres lo suficiente valiente para aceptarlo?


No tener el valor para aceptar compromisos

Mental y físicamente ciertos proyectos te pueden parecer una gran carga de responsabilidad.

Muchas veces esto te detiene inconscientemente para que no tomes las riendas del trabajo que puedes tener entre manos.

Asume el compromiso y cumple con lo que prometes. No prometas algo que no puedas dar.

Hazlo, metete en problemas, ponle un poco de sal a la vida, es divertido. (Sólo por favor sé prudente y no me vayas a culpar por lo que hagas o dejes de hacer. No soy responsable de las decisiones que tomes en tu vida).

¡Pero eso sí! algo que he aprendido que tienes que hacer: Delimita responsabilidades. (Como lo acabo de hacer en el párrafo anterior) *wink wink*.


Falta de preparación y de una filosofía productiva

Una preparación física, emocional e intelectual que te empuje y casi casi “te obligue felizmente” a tener las actitudes correctas para realizar el trabajo de la mejor forma, dentro de tus posibilidades y tus habilidades de diseño.

La mejor inversión que puedes hacer aquí es en tu educación, en tu preparación.

¿Cuál es tu filosofía sobre la vida, sobre el trabajo, sobre el diseño?


¿Qué más?

Pretextos y habladurías hay muchas, por eso escribe tus comentarios y haz públicos tus defectos o los problemas a los que te enfrentas. Hazte contable, es decir, cuando expones lo que te afecta y lo que quieres hacer para remediarlo, te compromete a hacerlo.

Nadie se va a burlar de ti, *ok, sólo un poquito*, pero eso sí, estoy seguro de que muchos nos identificaremos y te podremos responder cómo es que lo hemos enfrentado.

Ponle ACCION, comenta 😉