Categorías
Diseño Gráfico

Menos ‘Divas’, Más Poder De Diseño

Hay “diseñadores” que actúan como si el mundo estuviera en su contra, se quejan como Divas y les falta algo para cambiar su actitud

Desde: Ciudad  de México
Lunes, 08:30 PM

Estimado amigo,

Este podría ser uno de los mensajes más importantes si de verdad estás interesado en subir un escalón más en tu carrera profesional.

Pero antes de que vayamos al asunto, déjame hacerte una advertencia.

Lo que vas a leer puede provocarte desde risa hasta indignación o algo de temor, pero no te dejará indiferente.

Voy a ser crudo y quizá un poco cruel.

Escribiré con groserías (malas palabras). Así que si eres fácilmente ofendido por ese lenguaje te invito a que no sigas leyendo.

¿Bien, sigues aquí? Bien porque…

Nuestra profesión y muchos colegas necesitan urgentemente un chingo de ayuda.

Hay “diseñadores” que necesitan bajar los pies de la mesa, tú sabes a qué me refiero… otros, dejar de quejarse como pinches barbies mediocres, dejar de comportarse como divas y empezar a hincharse tantito los codos.

No es para ti este mensaje si ya te rompiste bonito la madre un rato en el mundo sucio, despiadado e incesantemente cruel de los negocios de diseño.

O como me gusta llamarlos: Negocios en las industrias creativas, mira…

¿Freelanceas hace varios años?

¿Tienes tu despacho con clientes activos, empleados de planta y todo va viento en popa?

¿Haz trabajado para agencias o empresas sangrantes a cambio de un trozo de tu alma y un montón de aprendizaje y experiencia?

¡Genial! ¡Te felicito! ¡Y te mando un montón de buena vibra y sinceros saludos y bendiciones porque has tenido lo que se necesita!

¡Pelotas!

¡Eres un campeón!

Si no has pasado por “las de Caín” y todo ha sido miel sobre hojuelas para ti, pero con to eso te sientes estancado… o todo lo contrario… no has podido despegar como te gustaría porque está muy difícil allá afuera…

Muy bien, puede que estés en el camino de tu reivindicación.

Permíteme explicarte…

No te debe sorprender que allá afuera haya diseñadores que reúnen una, dos o más de las siguientes características.

También que no te sorprenda o te des por aludido si te identificas con algo…

Porque la verdad es que todos los que han sudado sangre y “han sufrido” el ingrato privilegio de servir en el ámbito del Diseño Gráfico Profesional, en toda la extensión de especialidades que podemos atender…

Absolutamente TODOS, han pasado por algo similar, así que, no te sientas ofendido.

Pst pst, es más, aquí entre nos…

Muchos PRO’s ni si quiera lo van a admitir públicamente

¿Admitir qué? Que fueron golpeados y maltratados por la inexperiencia y que también fueron humillados.

Admitir que les vieron la cara, que han tenido que regalar trabajo, que han cobrado mal un diseño, que han tenido clientes con los que han terminado en pleitos, en fin…

Las características del cáncer que se cocina todos los días en las filas y filas de diseñadores “que están en la lucha” son:

Una maraña de ideas en su mente llena de excusas, pretextos y de puras pinches quejas sin sentido en lo que están comunicando al mundo…

…en redes sociales, pero incluso en los foros de los espacios “más serios”.

Así es.

“Que los sueldos están de la chingada”

“Las ofertas de trabajo están bien difíciles”

“Es un montón de trabajo por tan poco salario”

“No publican en las ofertas de empleo la cantidad exacta de sueldo”

“Quiero ver si me conviene ir a la puta entrevista”

“Que me ponen condiciones para enviar mi CV y portafolio”

En fin… ¿Ves a lo que me refiero?

Garance Marillier “Justine” en la película Grave (Voraz)

Okay… Okay… Es comprensible, la profesión en países en desarrollo ha estado muy canibalizada.

Entiendo perfectamente la explotación encubierta que se da en los concursos de diseño por “grandes marcas”, de hecho ya platicamos un poquito sobre el Spec-Work en el diseño.

Comprendo buena parte el panorama y la deprimente percepción que muchos empresarios y profesionistas de otras áreas tienen sobre los diseñadores.

— ¿Eres diseñador? ¿Ah siii?… Seguramente eres un bueno para nada que no se atrevió a hacer una Licenciatura decente… o eres tan idiota en matemáticas como para cursar una carrera de Ingeniería.

— ¿Eres diseñador? ¡Ah sí!… Haces dibujitos ¿Verdad? A ver, a ver… hazme un “monito elegante, serio pero divertido” para la marca de mi nuevo negocio que revolucionará el mercado (sí, de esos que no tienen ni pies ni cabeza)…

Y otras estupideces que me dan mucha gracia y que más adelante veremos cómo lidiar con este tipo de personas.

El mercado latinoamericano si puede ser una pesadilla de terror, pero también veo que de unos años para acá todo eso está empezando a madurar.

Los Diseñadores PRO que operamos en la región de LATAM también estamos madurando.

Además, no es exclusivo de países hispanos, el diseñador sigue con el estigma de un perfil bajo, no-profesional.

Se piensa que cualquiera con medio dedo de frente puede llegar a suplantar su trabajo.

— “Los diseñadores tienen que ser creativos, por lo tanto son unos flojos que se creen artistas”

Un despistado

Viniendo de un director de una empresa con información y visión muy pobre.

— “Solo dame una Mac con Photoshop y luego lárgate de aquí que ahora me voy a encargar yo, soy tan increíble que le ahorraremos tu sueldo y feo rostro a la empresa”

Un chuchín chambero

Viniendo de un técnico en computación que repara computadoras y se pone a aprender a usar programas…

Pero también en donde menos lo esperas.

En tu trabajo, estoy seguro que tienes compañeros que muy en su interior te miran queriendo decirte eso en la cara.

Claro, si el core de negocio de la empresa no es el diseño per se, pero…

No te debe importar la opinión de los fanáticos e ignorantes sobre tu expertise.

Hay algo curioso… y es que dentro de la opinión pública, la sociedad civil, el diseño per-se tenga una importancia tan profunda como para que el consumidor pueda presumir que usa:

Lo mejor de lo mejor.

Que usa o consume productos “de marca”.

O que usa productos “de diseñador”.

Aprecian y valoran de manera inconsciente el diseño, pero no conocen cómo se hace la magia.

Cómo se hace la puta magia de verdad.

Se vuelve irónico que el Diseño que hacemos provoque tantas reacciones, emociones y sentimientos a nuestro antojo…

…por lo menos los que lo hacemos de manera profesional es algo que buscamos lograr.

Conquistar la mente y el corazón de nuestro consumidor con un producto. ¿No es así?

Desde lo intangible gráfico-visual en lo digital hasta lo palpable y material en el caso de un diseñador industrial o de moda.

Pero…

¿Qué necesitamos para darle la vuelta al asunto y empezar a hacerle Reputation Management al profesional de diseño?

Bien, voy a compartir mis ideas sobre:

Reputation Management 101 Para Diseñadores Novatos

Punto #1 – Deja de quejarte

Sé que en México un recién egresado de la Licenciatura de Diseño Gráfico aspira a ganar entre 6 mil y 8 mil pesos, entre 300 y 400 dólares americanos a un tipo de cambio de 20 bolas.

Hay casos que incluso menos.

Si tenemos en cuenta que un becario de diseño podría ganar entre 4 mil y 6 mil pesos más o menos, tener una cédula profesional SI TE AYUDA, sin embargo la diferencia de percepción de ingresos no es tan sustancial a diferencia de otras carreras.

Pero, deja de quejarte, despierta y comienza a mirar cómo está el mercado actual en tu localidad, sal a ver cómo están los tabuladores reales de sueldos y salarios, si no lo haz hecho intenta vender servicios de diseño por tu cuenta a PyMES, así de simple.

Quizá no lo hagas, porque es más fácil seguirse quejando.

Y si lo haces sé que te vas a sorprender, pero te dará mejores condiciones mentales, actitud y mayor comprensión, claro, si lo tomas de manera deportiva.

Y ojalá que una vez que te des “la vuelta por la realidad” tan compleja, sólo te queda una opción, el santo remedio:

Ya no es suficiente que sepas diseñar

Sí, te lo vuelvo a repetir: Ya no es suficiente que sepas diseñar… Tienes que hacerte más fuerte con otra disciplina lateral al diseño, complementar tu curriculum e impulsar tu trayectoria de manera profesional.

Mínimo sé fuerte en el idioma inglés, mínimo…

Pero no te quedes ahí porque los idiomas como el inglés ya son algo básico.

Certifícate en algo que está en tendencia y seguirá siendo así por un tiempo mas.

Por ejemplo hay un montón de opciones sobre Marketing Digital – lee mi pequeño pero poderoso Blog de Marketing

Tal vez lo tuyo va en otro sentido, a lo mejor Ventas, a lo mejor Project Management, a lo mejor Negocios, a lo mejor Redacción, Desarrollo Web…

… o habilidades bien escasas que observas que están solicitando allá afuera y te seducen muchísimo: Data Scientist, Machine Learning, Inteligencia Artificial… o lo que siempre siempre siempre hará falta en cualquier actividad del ser humano:

Buenos publicistas que sepan hacer buen copy.

El punto es que las certificaciones sólo harán una cosa:

Volverte más valioso.

No vayas sólo por el puto papel… ve aprende y domina el tema, PUNTO.

Para esa actividad, la que elijas, parece obvio pero luego no resulta así, lo que hagas te tiene que apasionar, o nunca mejor dicho, amar como loco.

Por ejemplo, hace años decidí volverme un puto experto y autoridad en Marketing, simplemente lo escribí en un cuestionario muy sencillo…

Pensarlo, decidirlo y escribirlo…

Me llevó a aprender principios fundamentales de ventas y copywriting.

Lo que me hace un wey un poco más valioso (cruda y comercialmente) con las personas que me pagan por mi trabajo.

¿Adivina qué?

Las ventas son algo que toda, escucha bien, TODA empresa siempre estará hambrienta por poseer:

Un equipo de personas altamente competentes en el arte de hacer que la gente les dé su dinero.

person giving money to another person
Photo by Karolina Grabowska on Pexels.com

Sé que a mucha gente no le gustan las ventas, lo cual es una ventaja para mí.

Puede que a ti no te gusten, pero entonces tienes que hacer un cruce de habilidades e intereses personales para fusionar tu expertise de diseño con “esa cosa” que amas.

Puede ser Tecnología, Negocios, Programación, Agricultura, Idiomas, Repostería, Bioquímica, Electrónica…

Considera incluso tus vicios y gustos “culposos”.

Anime, Videojuegos, Música “Alternativa” (como la Banda, Reggaeton), Pornografía, Coches, Literatura, Cine, Psicología, y muy un largo etcétera.

…podría poner una lista interminable.

El punto que quiero transmitirte es que si a ti te gustan los putos autos de carreras, o los caballos, las mascotas…

Lo que sea…

Trata de fusionar esos skills y aprende como llevarlos de la mano entre tus demás habilidades.

Dejar de quejarte es tan importante, porque en el momento que lo haces, es cuando empiezas a decirle al mundo que estás madurando

¡Ouch! ¿Madurar? Sí, madurar…

Que comienzas a volverte ecuánime, profesional y el puto amo que sabe quizá un 1% más que ellos sobre un tema importante para la sociedad, para las  empresas, para – inserta aquí el nicho en el que quieres insertarte –.

Empiezas a hacerte responsable.

Porque se terminan los culpables, las víctimas y los victimarios… y sí, empieza un camino repleto de sacrificios, pero al mismo tiempo con un montón de recompensas; pasemos al siguiente…

Punto #2 – Quítate los pantalones cortos y ponte los largos.

boy in white dress shirt holding green vegetable
Photo by cottonbro on Pexels.com

¿Qué significa esto?

Un dicho bien dicho dice que “El hábito no hace al monje pero como lo ayuda”

Mi amigo Arturo y Narciso son peritos en documentos cuestionados… Son unos pro’s que trabajan en la policía científica del gobierno. Uno de tantos consejos y sugerencias que me han dado es que use traje.

Una inversión excelente es tu vestimenta, si es algo formal de negocios mejor. Úsalos.

Es algo que no te requiere esfuerzo mental, a menos que tengas un rollo psicológico y rechazo total ante esa idea, de nuevo, estás haciendo mucho pinche drama por algo tan simple…

¿Cómo puedes hacerlo?

Compra 3 piezas que puedas usar, de colores básicos y preséntate así ante nuevas oportunidades.

Desde entrevistas de trabajo, frecuentemente en tu trabajo actual o reuniones con clientes, aunque de momento esos clientes te paguen apenas dos pesos… No importa, lo importante es realizar esos cambios de primer orden:

Vístete bien.

Serie Peaky Blinders, Tommy Shellby

Los cambios de segundo orden son más profundos, por ejemplo:

Compórtate bien, actúa bien, como PRO.

Asegúrate de usar un lenguaje ameno, ser una puta diva solamente te va a servir para dos cosas: Para nada… y para ni madres.

La humildad como reliquia… es un recurso escaso en este mundo lleno de egolatría, psicópatas, sociópatas y personajes que DESEAN tanto tanto brillar y llamar la atención como en una partida de póker en la que bluffeas con un miserable par de 2…

Cuando en la mesa claramente hay un Re-Poker de Ases.

Me refiero a que ¿Ya viste la competencia allá afuera?

Incluso los diseñadores más reconocidos del mundo, dentro de 3, 5, 10, 50 o 100 años van a parecer unas hormigas en un mundo de Dinosaurios gigantes.

Y al saberlo, no se duermen en sus laureles, al contrario, están en la carrera visualizándola como un maratón y preparándose continuamente.

Algo que exige dejar de lado la soberbia y aceptar que siempre se puede aprender algo.

Es un hecho.

Asesina esa voz que te aturde todos los días cuando te acercas a nuevas ideas, nuevas formas de hacer las cosas… con un simple pero muy negativo y nada productivo mensaje:

Eso ya lo sé

Sé flexible, aparta el fanatismo de tu mente, me refiero a que hay un tiempo para “dejar entrar” cosas de los gurús que admiras, y tiempo para decidir no hacerlo y optar por algo distinto.

Apártate también de tu auto-fanatismo, deja de idolatrar a tu ego tonto, casi siempre te va a jugar una mala pasada.

Entonces, es una mala inversión continuar con los pantalones cortos actuando como una nenita, súper diva difícil de acceder… En serio, por tu presente y futuro, bájate del tren de diva desde hoy.

De lo contrario las facturas vendrán de vuelta con intereses a ser cobradas y muy caro, te lo digo por experiencia.

Dicho de otra manera: Goce ahora y pague después.

Punto #3: Comienza ya

man wearing black and white stripe shirt looking at white printer papers on the wall
Photo by Startup Stock Photos on Pexels.com

¿Conoces el concepto de velocidad de implementación?

Tal vez ya lo haz escuchado un montón en los gurús del emprendimiento o los nuevos influencers motivadores que ves a diario en las redes sociales pero ¿entonces por qué chingados no lo estás llevando a la puta práctica?

Es simple, tan simple como amarrarte las agujetas de los zapatos o ponerte un brassiere (si eres niña… o niño con otras preferencias)…

Así es como comienzas… es algo que “no piensas” tanto en cómo hacerlo, simplemente sales y lo HACES.

Es la mejor manera que he encontrado para arrancar. Habemos muchas personas que somos ultra fucking perfeccionistas y eso ¿adivina qué? nos está aniquilando por dentro.

La perfección o la sensación de querer tener todo bajo control nos pone un maldito freno invisible, es una adicción terrible  – mental – que nos paraliza porque tenemos “miedo irracional” a que las cosas salgan mal… o que nos critiquen… o que se burlen de nosotros.

La perfección y por ende el estancamiento o falta de poner cosas y trabajo VISIBLE allá afuera provienen de un estado mental y emocional:

¿Sabes cuál es?

Es la puta necesidad de querer agradarle a los demás, el “queda bien”, el “don/doña perfección” para que “se cuadren” contigo o simplemente no te lastimen con comentarios de fanáticos imbéciles que quizá ni si quiera lo están intentando, que no están haciendo nada.

Así que, tan sólo comienza ahora… y deja los caprichos para después…

Mejor dicho, bájate de esa nube irracional, casi-neurótica que hasta hoy quizá ya te tiene hasta la madre patria… y… ¡Sal allá afuera a ser un maldito Diseñador Rockstar PRO o lo que quieres realmente!

Sinceramente y con amor:

Julio R. Flores
aka “El Matador de Divas”

P.D.: ¿Qué te impide despegar en tu carrera profesional o tu negocio actualmente? Compárteme tu historia, me encanta leer tus comentarios.

Una respuesta en “Menos ‘Divas’, Más Poder De Diseño”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *