OrigenArts / Diseño Gráfico / 6 Síntomas Que Todo Diseñador Debe Eliminar para Prosperar

6 Síntomas Que Todo Diseñador Debe Eliminar para Prosperar

Atrévete a eliminar estos 6 síntomas y empieza a prosperar este año. Se trata de tomar sólo una decisión, ahora mismo.

caja de aspirinas
aspirin 2 por esrasu en Stock.XCHNG

Hay un dicho que reza así:

Empieza fuerte y vuélvete más fuerte

Estamos arrancando un año que pinta complicado en varios aspectos. Al parecer hay una “nube” que difumina el ambiente a nivel global y crea muchas expectativas.

No quiero y no deseo parecer el típico periódico o noticiero que cada día, todos los días, habla sobre los mismos temas como si fuera un ritual de lo más normal.

Guerra, hambruna, muerte, sida, pobreza, recesión, depresión, guerra, hambruna, muerte, sida…

Lo repiten una y otra y otra vez… pero luego, te asomas por la ventana «escuchas grillitos cantando» y te preguntas ¿Dónde está sucediendo toda esa mierda mi hermano?

Vamos, que si hay tiempos difíciles y sé que hay personas que de verdad se encuentran en situaciones lamentables. Sin embargo, de cada uno, de cada individuo depende construir una mentalidad positiva, una mentalidad de riqueza personal y trabajar en crear un entorno que refleje esto.

No es tarea sencilla, de serlo habría una gran mayoría en todo el mundo que se sentiría muy bien consigo mismo.

Todos hemos pasado por malos momentos, yo he estado un buen tiempo en un estado estático, en el que no he asumido una fuerte responsabilidad y compromiso por construir lo que creo me hace sentir próspero y satisfecho; y en consecuencia tener felicidad.

Hace tiempo se difundieron unas normas sobre seis temas comunes para NO prosperar; hay que identificar si estamos alimentando alguno de estos puntos y poner el corazón y sobre todo tomar acción para prosperar y salir adelante.

No se trata de la economía, no se trata de cualquier cosa externa a uno mismo, se trata de ir hacia un viaje interior y enfrentarse, derrotarse y re-construirse.

Se trata de sólo una decisión, ahora mismo

Lista de síntomas para no prosperar

Evitar cada una de estas y después hay que enfocarse en lo que de verdad deseas para ti, sea lo que sea:

Esperar sentado tu oportunidad

¿Tú crees en la suerte? Si es así, temo decirte que estás permitiendo que otros tomen decisiones por ti y que tomen las riendas de las acciones que realizas.

¿Cómo esperas tener más clientes este año si estás esperando a que lleguen y toquen a tu puerta mientras tú te la pasas viendo la TV? No esperes sentado, crea tu propia suerte, construye el camino sobre el que deseas caminar.

Comentar tu mala suerte con los demás

¿Cómo reaccionas ante personas que llegan y su plática es la siguiente?

«uhm no sabes cómo me duele todo el cuerpo, la cabeza me está matando, y es que ya no soporto a mi jefe, es un idiota, el otro día me pidió hacer todos los materiales de… ni he comido nada hasta tengo nauseas. También creo que me quiere dar gripe por el maldito frío que está haciendo en la mañana…» y así un muy negativo, aburrido e irrelevante bla bla bla.

Bueno ¿Eres tu una persona así? Es fácil cambiarlo, sólo cállate la boca cuando vas a quejarte de algo, quejarse no sirve de nada.

Mejor comenta tus mejores planes con otros, pide consejos sinceros, haz reír a tus amigos, intenta dar lo mejor de ti mismo a los demás y verás cómo esto te recompensa y llena interiormente miles de veces más.

No esforzarte por mejorar tu preparación

Para enfrentar los retos de la vida hay que estar preparados y usar esta preparación en el momento indicado.

Si uno se la pasa rascándose la panza, viendo TV mucho tiempo, divagando por YouTube o Facebook en cosas no productivas; entonces no te quejes porque algún cliente te rechaza propuestas o no te quiere pagar.

No te quejes porque tu jefe no te aumenta el sueldo, no te quejes, no sirve de nada.

Es doloroso prepararse, duele el cerebro, las pestañas o el codo. Pero es la mejor inversión de recursos que puedes hacer. Y tus recursos no siempre se tratan de dineros, también lo son tu tiempo, tu compromiso o la voluntad de hacerlo.

Lamentarse de que los tiempos están muy difíciles

Esto ya lo mencioné, no se trata de la economía, o de que “no hay chamba”, o de que hay mucha violencia en las calles. Se trata de tu mentalidad, ¿En qué te enfocas? ¿A qué dedicas tu voluntad?

Obstinarse en que sin recomendaciones no se logra nada

Si nadie me recomienda ¿Qué debo hacer? Empezar a HACER que alguien me recomiende ¿no? Las recomendaciones son el recurso más poderoso en las ventas. Si no me recomiendan el primer paso que tomaría sería…

  • Pedirlo. Si no lo solicito, nadie me lo va venir a dar.
  • Y otra cosa sería, prepararme. Aprender a hacer que la gente recomiende mi trabajo. Buscar soluciones, pensar.

Confiarse y esperar a que vengan tiempos mejores

Sí claro, como el final de un cuento de hadas… ¿por qué esperar? Es sólo una decisión que hay que tomar. ¿A qué le temes?

Esto también es un proceso doloroso, deshacerse de los miedos y enfrentarlos, pero si ni si quiera lo intentamos, si ni siquiera nos atrevemos a caer ¿Cómo esperamos volar?

Esperar sentado en mi sillón a que cambien las cosas… ¡me saldrán raíces!

Finalmente te pregunto…

¿Eres la causa o eres el efecto en tu vida?

Sé la causa de lo que sucede en tu vida. Recuerda que la boca (la voz, tu voz) dirige, es acción; mientras que el oído es pasivo, recibe instrucción. Aprende a combinar el poder de ambos y de tus demás sentidos.

Te invito a tomarte un minuto y visitar el artículo ¿Cuál Es Tu Mayor Reto o Frustración Como Diseñador Gráfico? Y liberar en pocas palabras, lo que te aqueja como diseñador gráfico.

3 Responses

Leave Your Thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(+) Add Website URL

Sites That Link to this Post

  1. Bitacoras.com
  1. Mariana Mx

    NOMBRE! que buen consejo, la neta, todas esas cosas ya las habia pensado…que me sucedian, pero como que entiendes como vivo en este momento, y tienes razon, anyo nuevo, vida nueva, mentalidad diferente!
    ANIMO! 😉

  2. Julio Flores

    Si Mariana, ese es el problema… “ya lo sabemos”. Cada quién se conoce y sabe que tiene y que puede hacer para estar mejor ¿Y por qué no hacemos nada? ¿Por qué no seguimos el consejo propio, ese que viene de nuestro interior?

    Porque cuesta mucho y nos aterra enfrentarnos a nosotros mismos. Negarse es no hacer nada, en cambio, tomar las riendas y procurar mantenerlas hace la diferencia.

    Un abrazo, saludos.