Categorías
Diseño Gráfico

La Mentalidad de Escasez en Un Diseñador Gráfico

Vivimos en un sistema que está basado en la escasez, no es malo, es la realidad y hay que entender cómo funciona.

Desde: Ciudad de México
Miércoles 8:39 P.M.

Estimado amigo,

Hace poco tropecé con una de las más valiosas sentencias que he escuchado en mucho tiempo y quiero compartirla contigo.

Sé con seguridad que hará resonancia en la perspectiva que puedas tener acerca del diseño, en tu forma de evaluar lo que has hecho en el pasado y lo que realmente estás haciendo justo ahora.

Es tan sustanciosa que podría tatuarla en mi brazo con una buena tipografía que después de leerla, haga que literalmente me levante del sillón para ponerme a trabajar como un asno, pero eso sí con mucha intención y objetivos claros.

Es altamente motivadora y te puede bajar de tu nube hacia una realidad más objetiva.

Léela con atención.

La psicología es miles de veces más importante que la tecnología

Sir. Gary Halbert

Te invito a que te diseñes un cartel muy sencillo en un tabloide con esa frase, imprímela y cuélgalo donde lo puedas ver cerca de tu lugar de trabajo diario.

La tecnología "se supone" debería resolver nuestros problemas y necesidades humanas, sin embargo esto NO es cierto, no te tragues ese cuento por favor.

La tecnología sí ayuda por supuesto, pero lo más importante sucede en la azotea gris, allí donde nacen las ideas y donde es creada absolutamente toda nuestra realidad.

Estoy hablando del cerebro y en términos más abstractos: de la mente, de tu mente.

Ahora permíteme platicarte sobre…

Un poco de economía
y la escasez

Cuando se habla de escasez, se habla de la incapacidad de cubrir alguna necesidad debido a la falta de recursos o de suministros; cuando alguna necesidad humana es excesiva ésta conduce a que los recursos se vuelvan escasos.

Sabemos que es de naturaleza humana querer siempre más y más.

Vivimos en un tiempo en el que el sistema está basado en la escasez; no es malo, es la realidad y hay que entender cómo funciona.

Los recursos utilizados en un producto normalmente determinan su precio, por lo que si un recurso como el petróleo o una habilidad humana en particular involucrados en el producto son raros o escasos, incrementará su valor.

Por el contrario cuando algún suministro es interminable, la ausencia de escasez implica que el valor del producto disminuirá significativamente.

"La escasez requiere elección"

La escasez nos limita como individuos y como sociedad. La escasez te obliga a que jerarquices tus necesidades y las metas que quieres alcanzar.

Esto quiere decir que tienes que definir lo que es más importante en este momento para ti como diseñador y no sólo como tal, sino en un sentido amplio…

Hasta aquí, un momento...

¿Esto para ti como diseñador,
qué tiene de relevante?

MUCHO, muchísimo y es el momento en el que quiero que unamos el tema de la psicología-tecnología y lo “aburrido” sobre economía.

Nos preparamos enfocándonos en la tecnología, cuando lo más importante es la psicología y nuestra ecología mental. Nuestra mentalidad de escasez es errónea, nos agobia, nos paraliza; hay que darle un giro.

¿Recuerdas que mencioné algo sobre trabajar como un asno?

No era retórica, es verdad.

Yo no me creo un muy buen diseñador, no soy una bala, pero sí sé, y no sólo yo, tú también, que muchos “diseñadores” a los que llamamos competencia NO son tal cosa.

Los diseñadores con una mentalidad de escasez abundan a borbotones.

Irónicamente los buenos diseñadores son escasos.

Recuerda lo que pasa si hay suministros en exceso...

El valor de tantos y tantos diseñadores empeñados en dominar el software para diseño disminuye y disminuye y disminuye; ellos no son tu competencia.

Tip: Ellos pueden ser tus empleados.

OJO: El valor del diseño NO es el que baja, sino el del DISEÑADOR.

La solución: Conviértete en un diseñador raro o escaso para que tu valor aumente. Esto implica echar toda la carne al asador, enfocarse bien, mentalizarse.

No es gratuito que haya escrito esto y que te lo vuelva a repetir:

La escasez te obliga a que
jerarquices tus necesidades.

Sé humilde, siempre habrá alguien mejor que tú, a menos que te propongas tú ser el mejor, pero como no puedes ser el mejor en todo… pues he ahí porque tienes que enfocarte en algo.

Prepárate constantemente.

Procura siempre “Las Tres C”: Calidad Como Cualidad. Es una pequeña joya de un grupo de Hip Hop llamado SFDK. ¡Ves, busca inspiración en donde menos se lo imagina tu vecino diseñador que te roba a los clientes!

Te sugiero el siguiente ejercicio:

Tómate un momento y haz un plan de acción.

Un plan para ser un diseñador raro o escaso, raro en el buen sentido, en ser fuera de lo común.

No te debe tomar más de cinco minutos elaborarlo, si te tardas más quiere decir que es muy complicado, hazlo simple y sobre todo ponlo en marcha.

Y compártelo, te invito a que hagas escribas en los comentarios o me escribas a julio@origenarts.com para poder platicar al respecto, retroalimentarnos y sobre todo enriquecer nuestra mentalidad.

¿Ok? ¿Estamos?

Gracias y hasta el próximo.

Sinceramente,
Julio R. Flores

P.D.: Si te pones a diseñar tu pequeño cartel con aquella gran sentencia te invito a que la compartas en el muro de Facebook de OrigenArts. Despertemos consciencias, contagiemos a mas colegas diseñadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *