Hoy en la mañana me encontraba ante una situación que si mis cálculos son correctos el 100% de diseñadores y no sólo diseñadores enfrenta a menudo:

No tenía ni la más mínima idea sobre cómo iba a realizar un proyecto que me encargaron

Ni un poco, ni un suspiro, estaba en blanco, ¡nada!, ¡cero! Y es que en esto casi siempre se tiene que estar innovando, creando, reinventando, casi haciendo hechizos, ¡magia!, para producir algo que tenga sentido, que sea funcional, que sea práctico y que además resulte atractivo.

Y bueno, ¿Qué hice?... antes de comenzar, desde un punto de vista personal, para mí la creatividad es un proceso, ¡nada, nada! de que «la creatividad te llega así porque sí», eso es esoterismo o charlatanerías.

Sí, ya sé que hablé de hechizos y magia… pero para hacer un hechizo, necesitas de pócimas y por supuesto, la magia tiene su explicación.

Así que aquí te dejo algunos tips para que aprendas como aumentar la creatividad fácilmente.

La pócima de la relajación

Así es, lo primero que hice esta mañana fue relajarme, olvidarme de todo por un momento, liberar la tensión, el estrés y la ansiedad.

El relajarte físicamente aumenta inmediatamente tu capacidad de pensar, de sentir y lo más importante es que aumenta tu concentración; esto te permite enfocarte en algo. Tómate dos o tres minutos para realizar algún ejercicio de relajación o bien puedes intentar lo siguiente:

  1. Respira profundamente, reduce la marcha de tu respiración y dite a ti mismo "estoy completamente relajado". No importa si estás de pie, sentado o acostado, sólo trata de estar físicamente cómodo.
  2. Mientras continúas bajando la marcha de tu respiración aprieta los músculos faciales y en seguida relájalos, así sucesivamente con tu cuello, hombros, manos, espalda, estómago, etc. apriétalos y relájalos.
  3. Toma un minuto para sentirte realmente relajado. Controla tu respiración, usa la auto conversación para apoyar la relajación y visualízate haciendo fácilmente la tarea que estás por realizar.

Hecha un vistazo al artículo de Stephanie Falla Aroche titulado "Es viernes! que tal si te relajas"

La pócima de los dulces

Después de relajarme un poco y dejar de forzarme a mí mismo decidí ir a buscar en la canasta de los dulces.

Sinceramente no sé la explicación a ciencia cierta (si hay alguien que si lo sepa, por favor hágamela saber) pero los dulces al ser azucarados te brindan cierta energía, esto en mi experiencia ha resultado facilitar el proceso para generar ideas, para construir.

Si no te agradan los dulces, o ya te terminaste los de esta semana, o estas a dieta, entonces tienes la magnífica opción de las frutas: una manzana, una naranja, una pera, ciruelas, etc. También puedes intentar con algún bocadillo, siempre son muy efectivos.

La pócima de la pelota

Una de las cosas que me gustan mucho en esto del diseño es que te diviertes bastante, incluso en ocasiones llego a sentirme como si estuviera otra vez en el jardín de niños 🙂

La gente creativa normalmente no sigue las reglas, bueno, ciertas reglas y le gusta mucho jugar con los objetos y con las ideas mismas.

Otra de las técnicas (en esta ocasión, pócimas) que suelo usar son los juegos: Tomo una pelota y juego unos minutos con ella, no importa su tamaño o si rebota, simplemente jugando descubres muchas cosas.

¿Recuerdan a Gregory House de la serie Dr. House? pues ahora ya saben porque jugaba con su pelota favorita.

Puedes intentar también con otros juguetes que tengas sin perversión alguna.

La pócima de la caminata

Sal a dar un paseo a un lugar cercano. Simplemente saca tu trasero del lugar donde estés, ve afuera, toma un poco de aire fresco y aplica simultáneamente la pócima de la relajación y además usa tus poderes de observación.

El cambiar de entorno nos brinda cosas nuevas, si salimos a la calle puede que veamos algo que detone las ideas, si no es así no importa, al menos nos habremos relajado un poco y habremos tomado un pequeño descanso.

Cuando estoy en casa suelo salir al patio para disfrutar del aire fresco y si es antes del medio día y está despejado, disfruto además de un cielo azul y de la energía del señor sol (soportable a esas horas).

La pócima del pizarrón

En mi lugar tengo un pizarrón blanco junto con algunos marcadores, el color negro de rigor y algunos de otros colores.

Cuando me encuentro generando ideas suelo anotar palabras clave en el, sin ningún orden en especial inicialmente. Me siento frente al pizarrón y anoto cosas relacionadas a lo que tengo que hacer.

Cuando lleno el pizarrón anoto lo relevante en una hoja de papel o le tomo una fotografía, después borro todo y empiezo a ordenar las ideas (las palabras clave que escribí), las agrupo en categorías y hago una especie de mapa mental, agrego dibujos rápidos, flechas para vincular elementos… después otra fotografía o apunte rápido.

Así continuo puliendo las ideas hasta obtener algo definido que después podrá pasar a ser un boceto o una maqueta hasta llegar finalmente a un resultado, es decir, una propuesta.

Esta pócima va muy relacionada con las estrategias de abstracción en el diseño que se publicó anteriormente.

Notas finales

Después de unos quince o veinte minutos ya tenía una idea maquinada y estaba bocetando, realizando pruebas de construcción y experimentando con el material. En realidad fueron 2 ideas a las que llegué pero aproveché la que usaba materiales que ya tenía a la mano y eso sí, muy importante:

Guarda todas y cada una de las ideas que tengas, no tires a la basura ideas, bocetos o diseños que no utilizaste o entregaste porque puede pasar que tiempo después eso mismo lo puedas mejorar o que incluso te salve el pellejo.

Y bien, hasta aquí son algunas de las "pócimas" que suelo usar para facilitar el proceso creativo. Ahora te toca a ti ¿Qué técnicas usas para llenarte de creatividad? Escribe un comentario en la parte inferior y comparte tus conjuros y hechizos para ser creativo.

Referencias

Algunas ideas sobre la relajación son retomadas del libro Autodisciplina en diez días de Theodore Bryant.