Existe una línea muy fina entre el Arte y el Diseño, pero debe quedar bastante claro que ninguno de los dos podrá nunca ser la otra cosa o convertirse en tal al mismo tiempo. Pienso que si una obra artística se llegara a convertir en diseño y viceversa, entonces estamos hablando de que se le encontró una función particular al objeto (entiendo por objeto cualquier cosa concebida y hecha por el hombre).

La línea tan fina puede deberse a que los objetos visuales (a falta de una palabra que se encuentre en medio del arte y diseño) se "comportan" de una forma interesante a través de los años. Es decir, por ejemplo un día hace varias décadas, algún hombre creó un cartel o la imagen de un envase. En su tiempo cumplió una función determinada, pero al paso de los años su función se deterioró y se transformó hasta convertirse "tal vez" en una pieza de arte.

Primero: Las diferencias que encuentro.

Quizá esto suceda más a menudo con piezas puramente visuales; quizá al día de hoy un promocional diseñado para una campaña política se considere absolutamente diseño porque tiene un propósito, función y objetivos comunicativos muy claros; y puede ser que dentro de algunas décadas éste mismo se considere una obra de arte, ¿Por las metodologías de producción de la época? ¿Por las técnicas? ¿Por pura nostalgia?… tenemos ante nosotros un fenómeno que desde mi humilde conocimiento y perspectiva evoluciona de una forma no-lineal, como una nube difusa de posibilidades.

Etiqueta de Campbells por Andy Warhol

Lo anterior aplica si lo miramos desde una perspectiva llamada: Creatividad, ambas partes requieren de este mismo ingrediente. Si cambiamos de ángulos podemos entrar en muchos conflictos. Aquí es donde mi entendimiento para poder diferenciar entre diseño y arte, entra en juego:

Lo que los diferencia uno de otro es la función, la perspectiva y la intención.

Pero ¿Por qué diferenciarlos? Porque es necesario tener bien claro para nosotros los diseñadores que aunque algunos dispongan de la facultad de hacer arte, lo que hacemos en el diseño se trata simplemente de resolver problemas.

Quizá una sentencia más directa sea:

El Arte es subjetivo, mientras que el Diseño es objetivo.

O bien, encuentro las siguientes palabras muy acertadas:

El Diseño dirige y el Arte sugiere.

Se dirigen y sugieren emociones, comportamientos, sentimientos, actitudes, ideas, pensamientos… lo que sí es indiscutible, es que el poder de las imágenes en ambos casos es muy grande y por ello creo que tanto una actividad como la otra conllevan cierto grado de responsabilidad.

Definiendo conceptos

Definir arte me parece tan complejo como definir cultura, es como definir bueno y malo. ¿Hasta qué punto malo es malo y bueno es bueno? son conceptos diametralmente opuestos nada mas… blanco y negro, y ambas partes son necesarias. Definitivamente, la vida no se vive todo el tiempo en el "blanco" o en el "negro"; vivimos en una zona intermedia, en una zona "gris" y ocasionalmente tenemos picos altos y bajos… es complejo.

Lo que si me queda claro es que el arte está dentro de la cultura, el diseño está dentro de la cultura… y la cultura con todo y su complejidad me atrevo a decir llanamente que son los trazos de la historia y el presente de la humanidad de forma global, en sociedad, en comunidades, en familias y como individuos, porque somos como hormigas y una hormiga no puede sobrevivir sola, sino que vive en una comunidad con una cantidad enorme de individuos de su misma especie de forma colaborativa-colectiva.

Entonces, el arte refleja el tiempo de la humanidad y está enmarcado dentro de una cultura. El arte cuenta una historia, hay arte que busca la inmortalidad, que busca ser atemporal, el arte puede ser como la vida misma, como un mundo en sí mismo, el arte es para tu espíritu, el arte puede llegar y autodestruirse para construir, el arte es como los sueños: irreal que se siente muy real…

El arte es lo que no hemos imaginado todavía…

¿Qué es Diseño? Me gustaría retomar las palabras de Rams de lo que es el diseño:

"El diseño es el esfuerzo de hacer productos de tal modo que sean útiles para las gentes. Es más racional que irracional; más que resignado, cínico e indiferente, es optimista y está proyectado hacia el futuro. Diseño significa ser perseverante y progresivo en lugar de escapar y abandonar. En una fase histórica en la que el mundo externo se ha vuelto menos natural y cada vez más artificial, el valor del diseño aumenta. La labor de los diseñadores puede contribuir de forma más concreta y eficaz a una existencia más humana en el futuro."

Ahora veamos la relación

Vamos de la mano y estamos en un colectivo en esta sociedad. Hoy día suena mucho la palabra "multidisciplinario" y es que la forma de comunicarnos ha alcanzado uno de los eslabones más grandes jamás concebidos. La información podemos disponerla en tiempo real y no pretendo discutir si la misma es legítima, verídica y confiable; sino exaltar la capacidad de difusión con la que contamos hoy.

Conocer distintas disciplinas nos enriquece como personas, amplia nuestro mapa del mundo (Richard Bandler nos dice que el mapa no es el territorio, pero es una aproximación), nuestra conciencia se amplia para captar aún más con los sentidos; de este modo la combinación del torrente de percepciones nos brinda nuevas posibilidades para imaginar, nuevas experiencias, nuevas herramientas. Hoy día cada vez cuesta más trabajo hacer algo totalmente innovador.

El diseño y arte se basan en ideas, en acontecimientos. Hoy podemos saber lo que piensa una persona al otro lado del planeta directamente a través de sus palabras de forma instantánea, con una cultura completamente diferente a la nuestra e inspirarnos para crear a partir de esto mismo. Podemos visualizar museos de manera virtual que están a cientos de kilómetros de distancia, "por lo menos".

La retroalimentación mutua entre prácticamente cualquier actividad con un fin constructivo y de progreso es sumamente enriquecedora. Se vuelve entonces como un cinturón de herramientas que nos ayuda en la solución de distintos problemas.

"No podemos apretar eficientemente un tornillo con un martillo ¡Ni si quiera es posible! ¿Cierto?, así como tampoco clavar con un destornillador".

Los diseñadores (en realidad esto aplica a todas las personas) debemos estar atentos a lo que sucede a nuestro alrededor; como seres sensibles que somos, en términos de percepción, observar se vuelve una actividad de suma importancia. Observar no sólo con los ojos, sino aprovechar cada uno de los sentidos que tenemos; con esto, acumulamos referencias, experiencias que arrojan información valiosa antes de hacer nada.

El arte en todas sus formas es una fuente de experiencias e inspiración para un diseñador, pues prácticamente a diario nos encontramos ante el poder del mismo: la arquitectura, la escultura, la música, la danza, la pintura, la literatura… hoy podríamos añadir al cine, la fotografía y quizá muchas otras disciplinas, ya que en nuestro tiempo se ha vuelto complejo definir qué es arte y qué no lo es.

Por ejemplo, la programación en informática, esta área de la ingeniería con su complejidad, hoy en día cualquier persona con el empuje y ganas puede aprender rápidamente; esto gracias a los avances de pioneros que han revolucionado las formas en darle instrucciones a una máquina y hacerlo cada vez más legible y cercano al lenguaje humano. Hoy se ha vuelto más fácil hacer "pequeñas obras" que están únicamente limitadas por nuestra imaginación y las habilidades con que contamos. ¿Nos suena similar a algo ya conocido? a eso tambien le llamamos arte ¿cierto?

Actualmente se ha vuelto cotidiano encontrarnos con exposiciones de arte que combinan la ciencia y la tecnología además de otras disciplinas.

Concluyo finalmente con que estamos apuntando a un lugar en el que nuestras necesidades requieren que exista una comunión entre las artes, las ciencias y esa cosa que se supone debería resolver nuestros problemas llamada tecnología.